Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

El STC inhabilita dos sanitarios públicos por incumplir el reglamento de higiene, seguridad y funcionamiento

Publicado el 22 Mayo 2019
Baños inhabilitados 3.jpeg
Baños inhabilitados 1.jpeg
Baños inhabilitados 4.jpeg
10.jpg

Comunicado 023/19

• En el caso de Garibaldi, el sanitario está construido en la superficie diseñada por un respiradero de la estación.

• En Pantitlán, el desagüe del sanitario se conecta a uno de los cárcamos de la estación.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro realizó la suspensión de actividades de dos locales comerciales habilitados como sanitarios por violar las reglas de instalación, funcionamiento y seguridad de los establecimientos comerciales En el primer caso se verificó el sanitario que está ubicado en el pasillo de acceso norponiente de la estación Garibaldi de la Línea 8, el cual está habilitado desde 2012 en un espacio que corresponde a un respiradero diseñado para ventilar la estación.

Dividido en tres locales con una extensión de 29.75 metros cuadrados, el techo del sanitario cubre toda la rejilla del respiradero con una cubierta de policarbonato, impidiendo que el aire penetre a la estación. En el exterior se ubican dos tinacos para el almacenamiento de agua, con capacidad superior a los cinco mil litros, con una toma de agua que probablemente es clandestina.

En el segundo caso, se suspendieron actividades de un sanitario ubicado en el pasillo de acceso norte que conecta hacia el paradero en Pantitlán de la Línea 5.

En este punto, una de las principales irregularidades detectadas por el personal del STC fue que el desagüe del sanitario está conectado directamente al cárcamo de la estación, lo que provoca la saturación de la capacidad de rebombeo de agua de este dispositivo, el cual cumple la función de enviar el agua captada en la estación hacia la red de drenaje. En esta jornada participaron trabajadores de las áreas de permisos administrativos revocables, instalaciones fijas, protección civil, seguridad institucional y transportación, quienes realizaron la verificación administrativa de los locales, los cuales al incumplir la mayoría de los requerimientos normativos fueron suspendidos.

En ambos casos, se registró la existencia de modificaciones a la infraestructura de las estaciones, existencia de tomas clandestinas de electricidad, opacidad en los contratos para el suministro de agua potable y energía eléctrica e instalación de mobiliario no adecuado, entre otras situaciones.

El STC continuará con la verificación de los establecimientos mercantiles al interior de la red, de manera permanente e itinerante, a fin de suspender o revocar todos aquellos que obstruyan la movilidad de los usuarios, generen calor excesivo o afecten a la infraestructura de las instalaciones.