Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

En estos días de asueto, el STC acerca a sus usuarios a la cultura, la diversión y el esparcimiento

Publicado el 01 Mayo 2014
1MAYO1.jpg
1MAYO2.jpg
1MAYO3.jpg
1MAYO4.jpg

STC/055/2014

• Las estaciones de la Red del Metro representan una alternativa para llegar a museos, parques y lugares de esparcimiento.

• El STC invita a sus usuarios y público en general visitar las exposiciones permanentes y temporales que el organismo ofrece dentro de sus estaciones.

• El acervo cultural del STC supera los 400 bienes, destacan sus cerca de 60 murales.

Para estos días de asueto, la Red del Sistema de Transporte Colectivo (STC) representa una opción para llegar o acercarse a los múltiples sitios de interés que hay en la Ciudad de México, a través de las 12 Líneas que la integran.

Los habitantes y visitantes de la ciudad de México pueden ir a museos y galerías, casas de cultura, hasta centros de esparcimiento y de venta de artesanías, entre otros.

Por ejemplo, a través de la Línea 1, los paseantes pueden llegar al Mercado de Artesanías Ciudadela, bajando en la estación Balderas, de ahí caminar hasta llegar al Mercado de las Flores San Juan y mejor aún, llegar al mundialmente famoso mercado de La Merced, descendiendo en la estación del mismo nombre.

Pero si de diversión se trata, pueden ir a la estación Chapultepec, en cuyos alrededores hay una singular oferta cultural y recreativa, ya sea que visiten el Zoológico, El Castillo de Chapultepec, el Hemiciclo a los Niños Héroes, o bien, disfruten de un paseo por el lago y visitar también el Museo Rufino Tamayo.

En la Línea 2, los paseantes pueden llegar a la estación Hidalgo, e iniciar un recorrido por la Alameda Central. Si bajan en la estación Bellas Artes, la oferta se amplía, iniciando con una visita al Palacio de Bellas Artes; para luego caminar hacia el Museo Nacional del Arte, el Palacio de Correos y el Museo Postal, la Torre Latinoamericana, y la Iglesia de San Francisco, la cual presenta una fachada estilo barroco.

En la estación Zócalo, Línea 2, se pueden admirar los edificios que albergan al Palacio Nacional y al Ayuntamiento del Gobierno del Distrito Federal, caminar por los portales de sus alrededores, y llegar a la Catedral Metropolitana, al Museo del Arzobispado, al Museo del Templo Mayor, y seguir hasta la calle de Venezuela y El Carmen, para admirar los murales, pintados por alumnos del maestro Diego Rivera, que enmarcan la entrada del Mercado Abelardo L. Rodríguez.

En el sur de la Ciudad de México, los usuarios del Metro pueden acercarse a los museos Del Risco, conocido como Isidro Fabela, o bien, al Museo de Sitio Prehispánico Cuicuilco, cercanos a las estaciones Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, respectivamente. De igual forma, acercarse al Museo Estudio Diego Rivera, a través de la estación Viveros, o al Museo Frida Kahlo, cercano a la estación Coyoacán.

Para el esparcimiento, las opciones son el Bosque de Aragón, a un costado de la estación del mismo nombre, de la Línea B, Parque de los Venados, en inmediaciones de las estaciones Zapata y División del Norte. Otros sitios son la Plaza Garibaldi, descendiendo en la estación del mismo nombre, Línea 8, o bien, la Basílica de Guadalupe, en la estación La Villa-Basílica, Línea 6.

El STC al interior de sus estaciones también ofrece una gran oferta cultural y recreativa. Por ejemplo, los usuarios del Metro pueden disfrutar del acervo cultural que el Organismo tiene a lo largo de casi 45 años de servicio, el cual asciende a más de 400 bienes, entre los que destacan cerca de 60 murales distribuidos en toda la red.

Entre los murales a visitar se encuentran: Cosmos o la Historia del Principio, estación Iztapalapa, Línea 8; Elementos, Tasqueña, Línea 2; Encuentro de Culturas, División del Norte, Línea 3; Estrella de los Vientos, Santa Anita, Línea 4; La Técnica al Servicio de la Patria, Instituto del Petróleo, Línea 5; Monstruos de Fin de Milenio, La Raza, Línea 5, y Muro de las Lamentaciones, en la estación Lindavista, Línea 6.

El STC tiene una considerable infraestructura plástica permanente: una pirámide, 110 reproducciones de hallazgos arqueológicos, en fibra de vidrio; 26 esculturas; 3 maquetas; fotografías; además de Metrogalerías para exposiciones diversas, como la de “María Félix, Cien años de esplendor. 1914-2014”, que se exhibe en la Línea 8.

--ooOoo--